7 de diciembre de 2008

Robots humanoides


Hace unos años Nicom Lai visitó una exposición de robótica en Japón. Desde entonces el sueño de este inventor de Hong-Kong fue el de construir uno a su imagen y semejanza. Así nació M1.


"Sí. Claro que creo que se parece a mi ya que imprimí mi rostro en un molde" reconoce Nicom Lai. "Aunque, claro, en el tiempo de fabricación mi peso ha fluctuado. Hace un año estaba más delgado", añadió.
Kilo arriba o abajo, su parecido con el original es tal, que incluso su propio hijo tiene dificultades para distinguir al verdadero padre del mecánico. Contento con el resultado, Nicom decidió crear a F1, su versión femenina.


Lo más innovador es que Nicom dirige sus robots a través de un teléfono móvil. Sus bocas, sus extremidades, se mueven a través de una simple llamada telefónica. Según su creador y su equipo este es el germen de una nueva generación de 'humanoides' que será muy útil en un futuro no muy lejano."Al principio podrán ocuparse de trabajos sencillos, como limpiar o cuidar niños"


Su precio oscila entre los 10.000 y los 20.000 euros, y a pesar de la pasión que estos artilugios levantan en algunos, hay otros muchos a quienes le aterroriza la idea de que un niño confunda a su padre con un amasijo de tornillos.

7 comentarios:

_KAT_ dijo...

Jajaja muy fuerte que el hijo confunda a su padre con el andriode XDDD

Yo sinceramente... no sé si los dejaría al cuidado de mis hijos (cuando los tuviese) ya que he visto demasiadas pelis de robots que se les "cruzan los cables" y toman vida própia volviendose malvados!! XDD

Pero lo cierto, y a pesar de lo que pienso, creo que es más que asombroso que alguien pueda haber creado cosa semejante. La mente humana es incrieble O_O

Fascinante!!!

FAYNA dijo...

A mí la verdad es que todo esto me da un poco de grima jajaja...un poco morboso ponerle tu misma imagen al robot ¿no?
Muchos saludos amiga.

Kassiopea. dijo...

A mi esto me da yuyu.

Kassiopea. dijo...

Uy perdón, como no salía el comentario te lo he mandao 40 veces. Es que como tengo mal la conexión pensaba que era cosa mía. Sorry

Hernán Darío dijo...

I.A

No me gusta esa idea, no por creer en historias de peliculas, pero sería muy incomodo ver un humanoide parecido a uno al lado...

Saludos

Anónimo dijo...

Bueno, la verdad es que un poco de ayuda con los niños puede no ser tan mala idea, sobre todo si ya te vienen un poco mayor, y te sale terremoto.
Pero mejor que se encargen de hacer lo que menos nos gusta y nosotros a vivir.
Aunque igual sale alguno pidiendo los derechos de los robots. Que no?
un saludo y sigue con estas cosas tan interesantes.

[*...Patry...*] dijo...

q reales parecen!

besos